CMI genera oportunidades que cambian vidas

mayo 27 2024

Publicación original de Vida & Éxito Especial Empresas con Propósito.

Su propósito corporativo es incluyente, inspirador y legítimo.  

Para CMI, Corporación Multi Inversiones, una empresa con propósito es la que responde a su razón de ser y de existir en el mundo. Es la que reconoce para qué hace lo que hace, respondiendo a los retos y sus audiencias de interés, integrando las visiones en la toma de decisiones y buscando fortalecerse en el tiempo. Es la que conecta el propósito con su modelo de gestión operacional y del negocio.  

Desde hace unos meses, en CMI reconstruyen su propósito corporativo mediante un proceso de introspección rigurosa, contemplando que debía ser transversal, incluyente, inspirador y legítimo; además de ser capaz de convertirse en una herramienta que armonizara lo que ya existía en la corporación.  

El bienestar de las personas es el eje fundamental de CMI 

“Nuestro propósito es generar con calidez familiar oportunidades que cambian vidas. Este se inspira en nuestra historia y en lo que somos, se apalanca de nuestro modelo de cultura Somos CMI y en nuestros Valores REIR (Responsabilidad, Excelencia, Integridad y Respeto) 

Se construye de abajo hacia arriba, involucrando a todos nuestros colaboradores, áreas de negocio y sobre todo tomando en cuenta lo que ya existía que se vincula y engloba en el nuevo planteamiento”, detalla José González-Campo, director Senior de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad. Los Valores REIR son un legado que su fundador Juan Bautista Gutiérrez cimentó en su corporación cuando inició su historia empresarial. 

“Nos llena de orgullo que desde 1920 la calidez de empresa familiar sigue presente. Las actuaciones de CMI se modelan a partir de los Valores REIR: con Responsabilidad en nuestras prácticas de manufactura y producción, hacia nuestros clientes y colaboradores; Excelencia en la forma en que operamos; Integridad en nuestros negocios y con nuestros socios y alianzas; y Respeto hacia el mundo donde vivimos, las culturas, gobiernos y clientes, respeto a las personas y los acuerdos”, afirma González-Campo.